Aragón se encuentra en la zona norte de España, un lugar privilegiado por su rico patrimonio cultural, su naturaleza y, como no, su importante gastronomía.

Como expertos en planificación de viajes, en Dionissimos tenemos un amplio conocimiento de todos y cada uno de los lugares que componen la geografía Española y adaptamos cada uno de nuestros paquetes a los gustos y necesidades de cada cliente.

La arquitectura del pirineo Aragonés nos sorprenderá gratamente con sus joyas del románico

Cuando hablamos del pirineo Aragonés pensamos siempre en la gran cantidad de joyas del románico que albergan estas tierras. Ermitas, iglesias, colegiatas y conjuntos religioso-militares como los de Samitier, Biescas o Sabiñánigo.

Dionissimos te descubre el patrimonio del pirineo aragonésVisitar cualquiera de estos lugares nos trasladará a otra época en la que la religión y el recogimiento eran la base de la vida de muchas comunidades en esta zona.

Podremos conocer de primera mano la fauna y la flora aragonesas

La riqueza natural, su fauna y su flora no tienen nada que envidiar al patrimonio arquitectónico del pirineo aragonés. Desde zonas de grandes pastos hasta niveles de alta montaña podemos encontrar maravillosos bosques de coníferas y de frondosas en los que podremos admirar especies naturales como el alimoche, el gato montés, el urogallo o la impresionante águila real.

Una visita a la Selva de Oza nos puede hacer ver la gran riqueza natural de Aragón gracias a las inumerables especies que allí se encuentran tales como pinos, hayas, abetos, osos pardos, jabalíes, corzos o quebrantahuesos. Como no podría ser de otro modo, la calzada romana o los dólmenes que encontraremos en el recorrido completarán a la perfección el viaje.

Desgustar su variada gastronomía y catar sus excelentes caldos completará el viaje

En Dionissimos completamos nuestros viajes mostrando la gastronomía típica de cada zona que visitamos y el pirineo aragonés no podía ser menos.

La gastronomía aragonesa está influenciada por sus vecinos del norte y del este de Mediterráneo. Sus abundantes huertas y sus inmensos bosques han colaborado para enriquecer la alimentación de sus gentes y aumentar la variedad de platos para hacer las delicias de cualquier persona.

Aunque el Ternasco de Aragón es uno de los platos más conocidos, las carnes de caza como el conejo, la liebre, la perdiz, etcétera, también son preparados de un modo exquisito por sus maravillosos chefs.

En cuanto a frutas, verduras, hortalizas, setas y hongos también encontramos una amplia variedad autóctona como por ejemplo el cardo, el melocotón de Calanda, las peras de Don Guindo, los Boletus Edulis, las setas de cardo o el Robellón.

No debemos perder la ocasión de degustar el queso de Tronchón, que ya fue nombrado por Miguel de Cervantes en El Quijote, y que se elabora con leche de oveja, aunque en ocasiones se mezcla también con leche de cabra.

Sus famosos vinos también son un producto que no debemos dejar de lado ya que poseen una calidad asombrosa en cualquiera de sus cuatro denominaciones de origen:

  • D.O. Somontano
  • D.O. Cariñena
  • D.O. Campo de Borja
  • D.O. Calatayud

También son dignos de mención los denominados Vinos de la Tierra, el cava, el moscatel o el pacharán que se elaboran de forma tradicional para obtener unos niveles de calidad excelentes.

Dionissimos, tu «Travel Planner»

Para conocer verdaderamente el potencial que ofrece el pirineo aragonés les recomendamos que se pongan en contacto con Dionissimos y que nos expongan sus necesidades, sus gustos y sus inquietudes para que les diseñemos un viaje totalmente a medida.