¿Sabías que el mundo sefardí tiene profundos vínculos con España? De hecho, se conoce con este término a los judíos que fueron expulsados por los Reyes Católicos tras el Edicto de Granada de la Península Ibérica en 1492 y a sus descendientes. Únicamente pudieron quedarse en el Reino de España los que se convertían al cristianismo, el resto fueron despojados de todos sus bienes y expulsados hacia otras tierras. Muchos viajaron hacia el sur, cruzando el estrecho y asentándose en el norte de África, principalmente en Marruecos y en ciudades como Tánger, Tetuán o Marrakech.


Cómo fueron sus orígenes en Marruecos


La cultura sefardí se expandió por varios puntos de Marruecos, integrándose en la comunidad árabe y encontrando su propio espacio.

Esta comunidad, que estuvo muy presente hasta casi el año 1950 (momento en el que muchos de los judíos de Marruecos se fueron a vivir a Israel) podían incluso vivir en función de sus propios códigos éticos y religiosos. Es decir, cumplían con la halajá.

En la actualidad, es Casablanca el núcleo urbano que concentra una mayor comunidad sefardí que además goza de gran prestigio.

 

JEWISH Temple Beth en Casablanca
Como puedes ver, el mundo sefardí convivió y dejó su huella en la civilización arábiga.

Como curiosidad, muchos de los judíos sefardís guardan la llave de la casa de sus antepasados en España e incluso podrían solicitar la nacionalidad española si lo quisieran ya que son descendientes de ciudadanos españoles.

Diseñamos su viaje a medida. Solicite información y contacte con un asesor personal, comience a diseñar tu viaje.

Sea cual sea el objetivo de su viaje, en DIONISSIMOS le ayudaremos a conseguirlo. Convierta el viaje de sus sueños en experiencias únicas e inolvidables.